2008/2 >> educación artística: entre el menosprecio y la subordinación
educación artística: entre el menosprecio y la subordinación

2008, 2
6,50 EUR
8 USD

educación artística: entre el menosprecio y la subordinación

2008/2

01.02.2008

Héctor Villarreal | educación | en cs de es

Cada tres años, a partir de 2000, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aplica en sus países miembros y en varios otros los exámenes del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés: Programme for International Student Assessment). Se trata de una prueba que tiene por objetivo “evaluar la formación de los alumnos cuando llegan al final de la etapa de enseñanza obligatoria”, a la edad de 15 años, independientemente del grado escolar que cursen. Los exámenes no tratan de verificar la adquisición de datos o conocimientos en los contenidos de los programas de estudio, sino la formación de “competencias”, por las cuales debe entenderse “las habilidades, la pericia y las aptitudes de los estudiantes para analizar y resolver problemas, para manejar [sic] información y para enfrentar situaciones que se les presentarán en la vida adulta y que requerirán de tales habilidades”.1 Las competencias específicas que examina son lectura, matemáticas y ciencia.
Pero a pesar de la demostración de que “la unión de la educación y las artes opera positivamente en el tejido neuronal de los menores, fortalece la autoestima, salvaguarda la identidad cultural y propicia el pluralismo, el reconocimiento y el respeto por los otros”,2 la educación artística no es evaluada por el PISA, ni tampoco la educación física o deportiva3 cuyos beneficios también están ampliamente demostrados, como si ellas no contribuyeran de manera importante al desarrollo humano. Pero, ¿realmente los programas escolares están concebidos o diseñados para la formación de competencias? ¿Saber los nombres de las capitales de Swazilandia o Tadzhikistán y reconocerlos en el mapa es mejor o más importante que tocar alguna melodía con un instrumento musical, o ayuda más a enfrentar situaciones de la vida adulta? ¿Conocer las fechas y otros datos relativos a la batallas de Napoleón es mejor o más importante que bracear correctamente en una carrera, o hace a un joven más competente para resolver problemas? ¿Por qué no reducir entonces la carga horaria de geografía e historia en el ciclo escolar para destinarlo a las asignaturas que supuestamente inciden más en el crecimiento y en el desarrollo de las economías?
Durante la participación de Bernard Hugonnier, director adjunto de educación de la OCDE, en la Conferencia Mundial sobre Educación Artística de la UNESCO, se le propuso la inclusión de las artes en las evaluaciones del PISA. Previamente, él sugirió usar las pruebas de este programa para medir el efecto de las artes en el aprendizaje.4 La Conferencia, que llevó por título Construir Capacidades Creativas para el siglo 21, se llevó a cabo en Lisboa, Portugal, del 6 al 9 de marzo de 2006, y su intención fue “afirmar la necesidad de fomentar la capacidad creativa de las jóvenes generaciones del siglo 21, y establecer la importancia de la educación artística en todas las sociedades”. Durante la inauguración, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, afirmó que “la creatividad, la imaginación y la capacidad de adaptación, competencias que se desarrollan por medio de la educación artística, son tan importantes como las habilidades tecnológicas y científicas requeridas” para resolver los nuevos problemas mundiales. Uno de los especialistas que participaron, Antonio Damasio, fue más allá del planteamiento de Matsuura, pues señaló que la educación en las artes y las humanidades no sólo contribuye a la formación de ciudadanos con capacidad de innovación, sino que son un elemento esencial en el desarrollo de la capacidad emocional necesaria para una buena conducta moral.5
Una de las participaciones más destacadas con referencia al título del presente texto, fue la de Ken Robinson, asesor superior del Fideicomiso J. Paul Getty, en Los Ángeles, quien destacó las sorprendentes similitudes existentes en el mundo en términos de crisis de la educación. Hasta ahora, explicó, los sistemas educativos han sido construidos de acuerdo con la siguiente jerarquía en las asignaturas: en la parte superior los idiomas6 y las matemáticas, luego las humanidades y, a continuación, en la parte inferior, en el margen de las actividades extracurriculares, las artes. A su vez, entre las artes, la música está siempre en mejor situación que la danza y el teatro. Ante ello, Robinson recomienda que esta orientación vertical y jerárquica en la educación sea sustituida por un nuevo paradigma de colaboración horizontal, basado en el desarrollo personal, en el que la alfabetización, la aritmética y las artes constituyan la línea de base de los sistemas educativos en la formación de las competencias del mañana.
México, uno de los treinta países miembros de la OCDE, obtuvo el último lugar en la evaluación del PISA realizada en 2006, cuyos resultados se dieron a conocer en noviembre de 2007. Participaron en la evaluación otros 27 países que no son miembros de esta organización, y México también quedó por debajo de la mayoría de ellos. Cerca de la mitad de los examinados mexicanos no alcanzaron el resultado que se considera “el mínimo necesario en la vida para la sociedad actual” (menos de 335 puntos de un máximo posible de 700), y los rangos más altos de la evaluación (más de 625 puntos) apenas los lograron menos del uno por ciento.7 Esto hace evidente que hay serias deficiencias en el aprendizaje de habilidades lectoescriturales y aritméticas en el grueso de la matrícula de estudiantes y en la enseñanza de ellas por parte de los maestros, que el sistema educativo, en conjunto, no es competitivo con los de países desarrollados.
Este desastre es el resultado de un conjunto de condiciones estructurales que fueron superadas por los países desarrollados hace mucho tiempo o que nunca tuvieron: una curva poblacional que mantiene a uno de cada cuatro habitantes en la matrícula de educación básica (25 millones); numerosa población dispersa en un enorme territorio con una orografía escabrosa (190 mil comunidades de menos de 2 mil 500 habitantes);8 condiciones financieras que impiden elevar más el gasto público en el ramo (todo el dinero se va en pago de maestros y burocracia); una gran cantidad de profesores mal preparados y sin vocación (es un empleo que asegura un ingreso constante para siempre, y buenas prestaciones, sin la posibilidad de ser despedido); y un sindicato que limita, condiciona o impide mejorar la calidad de la educación, entre otras cosas.9
Si los exámenes del PISA o algunos otros incluyesen evaluaciones relativas a la educación artística, los resultados habrían sido mucho peores en el caso de México por un conjunto de evidencias: mínima planeación, ambigua y laxa programación, escasa e nada preparada impartición, e inexistente evaluación. Su problemática para conceptualizarse radica incluso en su escritura: “educación artística”, que es una expresión equívoca, polisémica y polémica. La traducción literal al inglés sería “Artistic Education”, en vez de Arts Education, pero en español —en México, por lo menos— no se suele decir educación en las artes o educación para las artes, que debería ser lo correcto. Por “educación artística”, tal cual, en español, debería entenderse que se educa de manera artística, que el maestro imparte su clase como un artista, así fuera matemáticas; pero comúnmente se entiende que se trata de educación en contenidos relativos a las artes: enseñanza-aprendizaje de música, canto, danza, teatro y artes plásticas. Luego, en los hechos, el problema es que no hay un proceso o método de enseñanza-aprendizaje de las artes o para las artes. En vez de una clase de dibujo, por ejemplo, se destina un poco de tiempo a que los alumnos dibujen.
De modo que en los documentos relativos al sistema educativo nacional se alude a la educación artística con los siguientes conceptos de manera entremezclada o superpuesta:
Primera acepción.- apreciación del arte por medio de la exposición a él. Por ejemplo, asistir a una sala de conciertos o a un museo.
Segunda acepción.- formación de artistas potenciales o fomentar el desarrollo de capacidades artísticas por medio de la enseñanza de técnicas, el estudio y la práctica. Por ejemplo, enseñar a tocar la guitarra o a pintar con acuarela.
Tercera acepción.- recurso didáctico para el aprendizaje de contenidos de cualquiera otra asignatura. Por ejemplo, representar teatralmente algún episodio de la historia patria o modelar con plastilina una cordillera o un volcán.
Cuarta acepción.- difusión de las bellas artes y las artes populares.
Prácticamente, la educación artística, en su segunda acepción, se lleva a cabo en los márgenes del sistema: en unas cuantas escuelas o academias privadas, por medio de clases particulares en casa del alumno o del maestro, o en algunos espacios públicos denominados casas de la cultura, donde eventualmente se imparten cursos. En consecuencia, se cuentan con los dedos de las manos los coros infantiles y orquestas juveniles, por ejemplo.
En cuanto a planeación, no hay un solo indicador ni una meta relativos a la educación artística para el cumplimiento de los objetivos del Plan Sectorial de Educación,10 documento rector del sistema educativo mexicano. Sólo se menciona en tres ocasiones: para favorecer la actualización docente en contenidos y métodos relativos a ella, para promover concursos y actividades de expresión artística, e impartir talleres para impulsar el desarrollo de habilidades creativas.11
Aunque no hay un libro de texto de educación artística, sí existe un programa para su enseñanza en escuelas de nivel primaria (de primero a sexto grado), el cual “tiene características que lo distinguen de aquéllos con un propósito académico más sistemático”, lo que quiere decir que el maestro no se ajuste “a contenidos obligados, ni a secuencias preestablecidas”, puesto que supone al infante como un autodidacta, pues “parte del supuesto de que la educación artística cumple sus funciones cuando dentro y fuera de las aulas los niños tienen la oportunidad de participar con espontaneidad en situaciones que estimulan su percepción y sensibilidad, su curiosidad y creatividad en relación con las formas artísticas”.
Es increible que cada día del calendario escolar de primaria, el número de horas efectivas de clase o actividades educativas no llegue a cuatro. He aquí una causa muy probable de los resultados en el PISA. En particular, en lo que se refiere a la educación artística, mientras en Francia se dedican a ella seis horas a la semana, y en Finlandia, el país con los mejores indicadores y resultados en educación desde hace años, tan sólo a la educación musical se dedican dos horas y en algunas cuatro, en México está considerada solamente una hora, por lo que el programa de educación artística considera que ella “no debe limitarse al tiempo que señalan los programas; por su propia naturaleza se relaciona fácilmente con las otras asignaturas, en las que el alumno tiene la oportunidad de apreciar distintas manifestaciones del arte”, con lo que pretende cubrir numerosos y muy ambiciosos objetivos, como “apreciar diversos estilos musicales y participar en la creación de una narración sonora”. En la escuela secundaria (de séptimo a noveno grado), también con objetivos sumamente pretenciosos en educación artística, el tiempo destinado a ella es de dos horas a la semana, para tres cursos de duración anual, impartidas por “profesores que nunca tuvieron la educación artística como materia curricular”.12
De modo que ante el escaso tiempo destinado a la educación artística, en lo que correspondería a la primera y segunda de las acepciones, se pretende que sea atendida como en la tercera, pero no como un fin en sí misma. Es tan poco valorada socialmente y por las autoridades educativas que a nadie le extraña que así sea, de modo evidente pero inadvertido, porque nadie propone que en vez de clases o lecciones de historia o geografía los contenidos de estas asignaturas se enseñasen y aprendiesen de manera transversal en el conjunto de la currícula, que en lugar de un libro de texto de geografía, por ejemplo, los estudiantes lleguen al conocimiento de los continentes, los países y las capitales a partir del conocimiento de clubs de fútbol, selecciones nacionales y sedes de la Copa del Mundo, o por su relación con obras de arte y artistas. Pero con la educación artística sí pasa esto. Con frecuencia su docencia está subordinada y limitada a una función didáctica. Y es un fenómeno multinacional. Por ejemplo, recientemente, en noviembre de 2007, se llevó a cabo en Madrid la Primera Reunión del Grupo Iberoamericano de Especialistas en Educación Artística, Cultura y Ciudadanía, con el objetivo de analizar el estatuto del conocimiento de la educación artística en la educación básica en los países de la región, pero sus conclusiones, a fin de cuentas, resultaron en servirse de ella como si fuera un complemento o sustituto de la educación cívica para promover valores de tolerancia y contra la discriminación, y la formación ciudadana en un contexto multicultural,13 así como antaño se aprovechó para ayudar a conculcar la identidad nacional.
Cabe señalar, de nuevo en el caso de México, que para educación física hay una escuela de docentes en la especialidad, quienes de manera exclusiva son los responsables de impartir la asignatura. En cambio, la educación artística no cuenta con una escuela para la formación de sus docentes. “Por consiguiente, y aunque siempre existen honrosas excepciones, la educación artística es más el resultado de la improvisación ligada a la propia concepción de arte que tiene el educador, que de una sistemática y planeada labor pedagógica en esa dirección. De él dependen el método y la naturaleza de la educación artística”.14 En consecuencia, por ejemplo, durante varias semanas en muchas escuelas públicas, le conceden una parte importante del reducido horario al ensayo de danzas regionales o a imitar coreografías de estrellas de la música pop (¿qué será peor?) para la realización de “festivales” que suponen rendir honor a las madres, a los directores de las escuelas o al gobernador de la entidad.
Asimismo, la educación artística parece que le es irrelevante al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, puesto que no figura entre sus proyectos y actividades, tampoco ha publicado una sola línea sobre el tema, ni como informe o reporte ni como desafío.15 Es decir, la educación artística no es materia de evaluación para el sistema educativo ni hay planes de que lo vaya a ser. Que no haya evaluación de ella parece la consecuencia de que no hay qué evaluar.
A fin de cuentas, ¿puede considerarse que la educación artística es la panacea?, ¿que dedicarle más tiempo y mejor enseñanza en un país como México puede mejorar la formación de competencias y contribuir a una efectiva educación integral?, ¿que revirtiendo la jerarquía en las asignaturas escolares tendremos como resultado jóvenes más creativos y competitivos, y con un mejor comportamiento moral? Mientras no se resuelvan los enormes problemas estructurales comentados, no parece ni posible su implementación ni que sus efectos pudieran tanto en un país colmado por la delincuencia organizada, la corrupción y la miseria. Sin embargo, lo único claro es que mientras se sigan haciendo o dejando de hacer las cosas como hasta ahora, nada va a mejorar. Habría entonces que considerar darle a la educación artística una buena oportunidad. No hay nada que perder.
* Ciudad de México. http://hectorvillarreal.info
dialogo@hectorvillarreal.info








1 Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, El Programa PISA de la OCDE. Qué es y para qué sirve, París: OCDE, s/f. Disponible en www.oecd.org
2 Observatorio Ciudadano de la Educación, “Educación artística”, Comunicado 112, en La Jornada, México, D.F., 28 de noviembre de 2003. Este observatorio está constituido por varios de los investigadores en educación más destacados en México.
3 México es el segundo país con más población obesa del mundo, después de Estados Unidos, y es su principal problema de salud pública. Entre los niños de cinco a doce años, uno de cada tres tiene sobrepeso u obesidad.
4 Lupwishi Mbuyamba, Closing Session of The World Conference on Arts Education: Building Creative Capacities for the 21st Century, disponible en http://www.unesco.org/cu. Este documento es una relatoría que reseña todas las mesas redondas, reuniones plenarias y talleres que se realizaron durante los tres días de la Conferencia.
5 Ibidem. Aristóteles, en La política, afirma precisamente la necesidad de incluir la música entre las asignaturas de estudio como un medio de educación moral.
6 Se refiere a los idiomas oficiales de cada país.
7 Organización de Estados Iberoame-ricanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, “México-Informe PISA 2006”, 5 de diciembre de 2007, en http://www.oei.es/noticias/spip.php?article1491, con base en la presentación del análisis de los resultados de las pruebas de PISA en México por Felipe Martínez Rizo, director general del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). Solamente el 5 por ciento de la matrícula de estudiantes de educación básica corresponde a escuelas privadas, en las que se obtuvieron, como en todos los países evaluados, mejores resultados en la puntuación.
8 La consecuencia es que mientras en las zonas urbanas hay grupos muy numerosos en las aulas, hay zonas rurales marginadas con escuelas multinivel, es decir, un aula en la que el maestro de primaria imparte varios grados.
9 Por ejemplo, para que músicos, pintores o actores dieran clases en educación primaria, tendrían que ocupar plazas controladas por el sindicato, pero no es posible porque son para egresados de escuelas normales, modalidad educativa anacrónica para la formación profesional de profesores característica de México. Se trata del sindicato más grande de Iberoamérica con más de 1 millón 400 mil afiliados.
10 Cfr. Secretaría de Educación Pública, Plan Sectorial de Educación 2007-2012, México, Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos, pp. 15-22.
11 Ibidem, pp. 43 y 44.
12 Programa de Educación Artística. Disponible en http://www.sep.gob.mx
13 Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, “I Reunión del Grupo Iberoamericano de Especialistas en Educación Artística, Cultura y Ciudadanía”, 23 de noviembre de 2007, en http://www.oei.es/cultura/educacion_artistica.htm
14 Observatorio Ciudadano de la Educación, op. cit.
15 Cfr. http://www.inee.gob.mx



any date is a good chance to dance the summer hit wearing a regional outfit. "The hazing, now called bullying" And remember your daily fee is your lunch and a fix of coke!! Breakfast of - future- champions... Every effort will be rewarded..."sponsh bob" The first day: full of hope... with dreams to accomplish.  right bubble: 2 kilos of gel holding the hair left bubble: school uniform passed on from the big brother. -the uniform says "primaria bomberito - little fireman- juarez"  instead of beni To be a teacher: the noblest profession


01.02.2008



Malvado Malvado
“La persona debe sacudir tres veces la mano de alguien mientras mantiene fijamente la mirada en sus ojos. Así es como es posible memorizar el nombre de una persona con certeza. De ésta forma es como he recordado los nombres de las 5000 personas que han estado en el Horse Hospital”, me dijo Jim Holland. Holland es un experimentado cineasta, músico y curador. En su infancia, sufrió al pasar por…
Acts, Misdemeanors and the Thoughts of the Persian King Medimon Acts, Misdemeanors and the Thoughts of the Persian King Medimon
There is nothing that has not already been done in culture, squeezed or pulled inside out, blown to dust. Classical culture today is made by scum. Those working in the fine arts who make paintings are called artists. Otherwise in the backwaters and marshlands the rest of the artists are lost in search of new and ever surprising methods. They must be earthbound, casual, political, managerial,…
Nick Land – An Experiment in Inhumanism Nick Land – An Experiment in Inhumanism
Nick Land was a British philosopher but is no longer, though he is not dead. The almost neurotic fervor with which he scratched at the scars of reality has seduced more than a few promising academics onto the path of art that offends in its originality. The texts that he has left behind are reliably revolting and boring, and impel us to castrate their categorization as “mere” literature.
Intoxicated by Media Déjà-vu / Notes on Oliver Pietsche"s Image Strategy Intoxicated by Media Déjà-vu / Notes on Oliver Pietsche"s Image Strategy
Goff & Rosenthal gallery, Berlin, November 18 - December 30, 2006 Society permanently renegotiates the definition of drugs and our relationship towards them. In his forty-five minute found-footage film The Conquest of Happiness, produced in 2005, Oliver Pietsch, a Berlin-based video artist, demonstrates which drugs society can accommodate, which it cannot, and how the story of the drugs can be…
ArtLeaks
27.07.2014 19:39
01.01.2000 |
Contexto
…Mientras que en Moscú
…Mientras que en Moscú
Diana Mačulina
Los últimos acontecimientos en Moscú demuestran que el arte contemporáneo se está poniendo de moda, fundaciones y galerías privadas abundan; Al día siguiente de la inauguración de la exposición Creo en el centro de arte Vinzavod, se formaron largas colas de visitantes de toda clase y condición, a pesar que era un lunes por la mañana y debían estar trabajando. Pero tampoco vale la pena creer que…
profiles
MIKROB
MIKROB
Uroš Djurić
There’s 130 kilos of fat, muscles, brain & raw power on the Serbian contemporary art scene, all molded together into a 175-cm tall, 44-year-old body. It’s owner is known by a countless number of different names, including Bamboo, Mexican, Groom, Big Pain in the Ass, but most of all he’s known as MICROBE!… Hero of the losers, fighter for the rights of the dispossessed, folk artist, entertainer…
solutions
Goshka Macuga: The Nature of the Beast. Whitechapel Gallery, London.
Goshka Macuga: The Nature of the Beast. Whitechapel Gallery, London.
Lizzy Le Quesne
In her installation The Nature of the Beast London based Polish artist and 2008 Turner Prize nominee Goshka Mucuga has created a unique venue for public gatherings. Boldly setting her own sculpture alongside one of Picasso’s greatest masterpieces, and an assortment of past and current documentation, this forceful new work speaks of complex, historically informed, human drives. The work explores…
Retrato
Ernesto Muñiz: Altares en medio de la guerrilla urbana
Ernesto Muñiz: Altares en medio de la guerrilla urbana
Jorge Flores-Oliver
BREVE INTRODUCCIÓN A LA ESTÉTICA CATÓLICA EXTREMISTA No hay arte más fácilmente reconocible para un pueblo tradicionalmente católico que el arte religioso (esto a pesar de la creciente desbandada que ha sufrido dicha religión debido a la proliferación de iglesias-sectas que le han robado espacios vitales con los años). Las hordas que atiborran las iglesias cada fin de semana han acostumbrado a…
Knihy, multimédia a umělecká díla, která by vás mohla zajímat
This catalogue for an exhibition by curator and painter Tomáš Lahoda called "Beauty, thy name is… L. Mot" introduces an...
4,83 EUR
6 USD
Limited edition of 10. Size 100 x 70 cm. Black print on durable white foil.
75 EUR
95 USD

Enlightenment is always late.

DIVUS LONDON 
Enclave 5, 50 Resolution Way 
London SE8 4AL, United Kingdom

Open Wednesday to Saturday 12 - 6 pm

 

Office: +44 (0) 20 8692 5157
 

Ivan Mečl
ivan@divus.org.uk, +44 (0) 7526 902 082

 

Shop
shop@divus.org.uk, +44 (0) 20 8692 5157

DIVUS PRAHA
Bubenská 1, 170 00 Praha 7, Czech Republic
divus@divus.cz, +420 245 006 420

Open daily except Sundays from 11am to 10pm

 

DIVUS BERLIN
at ZWITSCHERMASCHINE
Potsdamer Str. 161, 10783 Berlin, Germany

berlin@divus.cz, +49 (0) 1512 9088 150
Open Wednesday to Satirday 2 - 7 pm

 

DIVUS WIEN
wien@divus.cz
DIVUS MEXICO CITY
mexico@divus.cz
DIVUS BARCELONA
barcelona@divus.cz
DIVUS MOSCOW & MINSK
alena@divus.cz

Divus Visit Divus in London! | Enclave 5, 50 Resolution Way | One stop: from London Bridge to Deptford and you are there.